"¡Europa es para todos!"

Foto principal: tres portadas de libros del libro “¡Europa es para todos!”

El presidente de la asociación del distrito de Heilbronn de la no partidista EUROPA-UNION, Heinrich Kümmerle jr., ha escrito un libro titulado “¡Europa es para todos!“. Si uno mira la extensa literatura sobre Europa que ya existe, uno podría preguntarse si otro libro podría aportar nuevas ideas, si el tema de Europa se ha agotado hace mucho tiempo. Kümmerle también se hace esta pregunta y admite que muchos de estos libros han tenido una fuerte influencia en su actitud básica. Junto con las obras y escritos sobre Europa -por Carlos Schmids clásico “Europa y el poder de la mente”, Jacques Delors "Memorias de un europeo", el 2013, en plena crisis financiera, publicó "The Bound Giant - Europe's Last Chance". Martin Schulz y las extensas historias de tony Judts "Historia de Europa desde 1945 hasta la actualidad" y desde Ian Kershaws “Roller Coaster – Europe 1950 to the Present” se puede resumir como el libro, que fue escrito de manera concentrada Heinrich Kümmerle en el contexto europeo más amplio. En la bibliografía, Kümmerle nombra muchos más libros y escritos sobre Europa.

Hacia el final de su libro, el autor intenta dar respuesta a la pregunta: "¿Qué es Europa?". Para él, Europa es sinónimo de participación ciudadana. “En última instancia, el ciudadano, cada uno de nosotros, decide si es el fin último o solo el comienzo real de este maravilloso proyecto de un mundo mejor.” marcan un desafío para las generaciones futuras. No es previsible cuándo se alcanzará la meta. Los europeos se han embarcado en un arduo viaje…” Informe sobre lo que ha sucedido y lo que no ha sucedido hasta ahora Heinrich Kümmerle detallada y con muchos datos.

Realmente se puede describir Europa y el proceso de integración europea como una historia interminable. En el prólogo de su libro, el autor agradece a una serie de asesores que se han asegurado de que no haya perdido el hilo. El autor de esta observación, también miembro de la asociación del distrito de Heilbronn de EUROPA-UNION, estuvo tentado repetidamente de incorporar sus propios pensamientos sobre el proyecto europeo más allá de las explicaciones del libro. No pude resistir esta tentación. Así que aquí ha surgido algo más que una reseña de un libro en el sentido habitual. La pregunta de si se necesitaba otro libro sobre el tema de Europa puede responderse afirmativamente sin reservas. El proyecto europeo está lejos de terminar, el desenlace está abierto. Europa será, de hecho, debe ser considerada en muchos libros. 

En busca de la identidad europea

Incluso antes de la descripción del anterior proceso de unificación europea Heinrich Kümmerle una palabra clave difícil y compleja. En dos capítulos de libro trata sobre la "identidad europea" a lo largo de 16 páginas de libro. Dada la complejidad del tema, podría haber escrito un libro aparte sobre él. Señala que los europeos comprometidos llevan mucho tiempo intentando crear una identidad europea. Se trata de la cuestión de qué hace a un europeo. Kümmerle se preocupa por algo más que las meras estructuras de "administradores y burócratas"; más que un "proyecto de élite". Para él -y no sólo para él- Europa debe (otra vez) convertirse en un "proyecto ciudadano", como lo fue entre 1945 y principios de los años cincuenta. Pero, ¿cuál es el cemento que mantiene unido este proyecto? 

En un discurso ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo el 8.3.1994 de marzo de XNUMX, el entonces presidente de la República Checa, Vaclav Havel, tratando también la palabra clave “identidad europea”. "Una lectura del Tratado de Maastricht, por significativa que sea su importancia como documento histórico, es poco probable que atraiga a la Unión Europea a partidarios genuinamente entusiastas, o más bien: apenas a patriotas en forma de personas que realmente consideren este complicado organismo como su patria o su patria o sentir algún nivel de su sentido de pertenencia”.

Vaclav Havel en 1994 instó a la Unión Europea a adoptar una carta "que tendría que definir claramente las ideas en las que se basa, el significado que tiene y los valores que pretende encarnar". EUROPA-UNIÓN Alemania decidió una "Carta de la identidad europea” el 28.10.1995 de octubre de XNUMX en Lübeck. El Capítulo I de este documento establece:

“Mantener la paz, preservar nuestro medio ambiente y organizar una vida digna para todos requiere una política común. Unir Europa significa dar respuesta al desafío histórico del presente ya las dolorosas experiencias del pasado. Todos los europeos están llamados a contribuir de manera responsable a la construcción de una comunidad de paz europea”.

El último capítulo de la carta - se titula: "En el camino hacia una identidad europea" - dice, entre otras cosas:

“La libertad, la paz, la dignidad humana, la igualdad de derechos y la justicia social son nuestros bienes más elevados. Para asegurarla y desarrollarla aún más, Europa necesita una figura política moralmente convincente y una política de solidaridad que refuerce el espíritu comunitario europeo, haga que la Unión Europea sea creíble y de la que los europeos podamos estar orgullosos. Cuando eso se logre, también habrá una identidad europea más fuerte”.

Desde el 1.12.2009 de diciembre de 2, el Tratado de Lisboa se aplica a todos los estados miembros de la UE. En los primeros artículos del tratado, especialmente en el artículo 1995, se formulan los objetivos y valores de la Unión de manera similar a la Carta de la EUROPA-UNIÓN Alemania de XNUMX. La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea es no forma parte integrante del contrato de Lisboa. Sin embargo, los Estados miembros, con la excepción de Polonia, reconocen expresamente el contenido de la Carta de los Derechos Fundamentales como jurídicamente vinculante. 

Y, sin embargo, sigue abierta la pregunta de si, mientras tanto, más allá del proceso de integración europea en el sentido más estricto, ha sido posible desarrollar aún más la identidad europea. Es bueno e importante que los valores y los derechos fundamentales europeos estén anclados en el Tratado de Lisboa; aún queda mucho por asentar en la mente y el corazón de los europeos. El orgullo de Europa, la conciencia de ser europeos, debe seguir creciendo. Quizás muchos patriotas europeos hayan logrado lo que podría describirse como un patriotismo constitucional racionalmente fundado con miras a su “patria Europa”. 

Eso también Heinrich Kümmerle Veo la identidad europea como una obra de construcción grande y aún sin terminar a partir de las tres preguntas que hace en su libro:

  1. ¿Puede haber siquiera una identidad europea?
  2. ¿Necesitamos los europeos una identidad común para formar una unidad?
  3. ¿No es simplemente "ser humano" suficiente como una identidad común?

Esta lista de preguntas podría ampliarse: ¿qué tan urgente es la cuestión de una identidad europea? O: ¿hay obras de construcción prioritarias y más importantes en la Unión Europea? En vista de las muy diferentes experiencias históricas y características culturales de los 27 estados miembros, el desarrollo de una identidad europea está en cierto modo en competencia con el lema: "Unidos en la diversidad". Europeo.” Tal vez estaba pensando en la discusión fallida sobre una “Leitkultur alemana” cuando advirtió que los europeos (podrían) lograr con su identidad recién descubierta diferenciarse de los demás. Todo esto me recuerda: todo está en movimiento y en flujo. La cultura cambia y con ella cualquier idea sobre la identidad; especialmente en cuanto van más allá de las cláusulas centrales de los tratados y de una constitución posterior. 

La referencia de Kümmerle al aumento de los nacionalismos, junto con las fantasías totalitarias, es importante. No pocas veces, se trata superficialmente del dinero de Bruselas. Pero si echa un vistazo más de cerca a algunas de las decisiones del TJUE sobre una serie de proyectos legislativos en este o aquel estado miembro de Europa del Este, hay mucho más en juego que dinero. El europeo convencido puede sorprenderse por la interpretación del concepto de soberanía en estos estados y la forma en que se rechazan las críticas como "injerencia en los asuntos internos" del país en cuestión. Esta referencia a los “asuntos internos” fue y es utilizada por los autócratas contra las críticas externas. No debe utilizarse entre socios de la UE que estén vinculados contractualmente. Puede haber un tipo especial de crisis de identidad de la UE cuando los ciudadanos de los países contribuyentes netos lanzan una iniciativa contra los miembros que están felices de aceptar fondos de Bruselas pero prestan poca atención a las obligaciones asociadas con la membresía.

Los inicios de la UE: impulso para evitar una nueva catástrofe europea

Al final de la Segunda Guerra Mundial, diferentes imágenes quedaron grabadas en la memoria de las personas: 

  • Las ciudades y pueblos destruidos y los rostros demacrados de la gente y estas imágenes no solo se vieron en Alemania, toda Europa se desangró en 1945;
  • las imágenes aterradoras cuando el pueblo de Alemania tuvo que darse cuenta de lo que había sucedido en nombre de su país en Buchenwald y en todos los demás campos de exterminio;
  • la película y las fotos de los desfiles de la victoria aliada al final de la guerra.

¿Qué había que hacer para que tales imágenes no se repitieran? ¿Cómo fue posible evitar que los alemanes se sintieran nuevamente atrapados por el deseo de guerra? Hubo voces que defendieron no solo responsabilizar a los líderes alemanes, sino también castigar a todo el país. Pero los políticos con visión de futuro en Occidente y una serie de acontecimientos impidieron que los errores cometidos después de la Primera Guerra Mundial se repitieran y posiblemente sembraran las semillas de una nueva guerra. Los alemanes, especialmente los alemanes occidentales, tuvieron la suerte de ser admitidos de nuevo en la casa europea después de un breve período de tiempo.

Kümmerle escribe sobre el deseo de paz, que corre como un hilo rojo a través de la historia de Europa hasta el día de hoy, y relata cómo, en la discusión sobre lo que debería venir “después”, lo que debería venir después del final de la guerra, los franceses También se consideró un movimiento de resistencia que incluía el nivel europeo. El periódico ilegal del grupo Combat llama a la creación de unos Estados Unidos de Europa. Kümmerle cita de "Het Parod", el principal órgano de resistencia holandés, en el que esta guerra fue vista como la mayor crisis de soberanía estatal. “Si no ha sido en vano, debe resultar en una cooperación europea entre los estados que aportan parte de su poder soberano a un organismo administrado colectivamente.” Kümmerle también se refiere a la resistencia contra el régimen nazi en Alemania. A modo de ejemplo, cabe mencionar que uno de los volantes del grupo de estudiantes “La Rosa Blanca” también se refiere a Europa: “El terreno sobre el que será posible una nueva construcción sólo puede crearse a través de la generosa cooperación entre los pueblos de Europa. . Cualquier poder centralizado, como el que el estado prusiano trató de ejercer en Alemania y Europa, debe ser cortado de raíz... Solo un orden estatal federalista saludable puede todavía llenar de nueva vida a una Europa debilitada hoy”.

En otro folleto, los miembros de la "Rosa Blanca" citan Novalis (1772 - 1801), el poeta del primer romanticismo alemán: "La sangre fluirá sobre Europa hasta que las naciones se den cuenta de la terrible locura que las conduce en círculos, y serán golpeadas y aliviadas por la música sagrada a antiguos altares en un mezcla colorida se pisa, se escuchan obras de paz y se celebra una gran fiesta de paz en los humeantes campos de batalla con lágrimas ardientes.” Un ferviente llamado a la paz. Pero pasaría mucho tiempo antes de que el 2 de septiembre, el Día del Sedán, esa gran fiesta celebrada en Prusia en particular con pompa y desfiles militares, dejara de ser una fiesta alemana. 

Hans y Sophie Scholl y muchos otros luchadores de la resistencia tuvieron que pagar con sus vidas por su valor para confesar. Se convirtieron en testigos de que en Alemania no solo había perpetradores y seguidores con los nazis, sino también esa chispa de decencia y empatía que podría proteger a nuestro país de las acusaciones de culpa colectiva.

Si observa los grupos activos en Europa y las fechas que menciona Kümmerle para casi todos los países europeos, ciertamente podría hablar de entusiasmo por Europa inmediatamente después del final de la guerra. El 6.9.1946 de septiembre de XNUMX, el Secretario de Estado estadounidense James F. Byrnes en Stuttgart pronunció su "Discurso de la esperanza", en el que prometió, entre otras cosas, apoyo económico, y no el castigo de Alemania, como sucedió después de la Primera Guerra Mundial. El historiador británico tony Judt Citado de este discurso: "Mientras sea necesaria la presencia de fuerzas de ocupación en Alemania, el ejército de los Estados Unidos será parte de esta fuerza de ocupación". Los estadounidenses reflexionaron sobre la difícil relación con los soviéticos. "Los alemanes no eran los únicos que necesitaban ese seguro", continúa Judt; "Los británicos en particular estaban preocupados por el deseo de los estadounidenses de abandonar Europa a su suerte...".

El cáliz amargo que finalmente se salvaron los alemanes se demuestra en las declaraciones de los políticos estadounidenses citadas por Judt: "Debe quedar claro para los alemanes que la guerra despiadada de Alemania y la resistencia fanática de los nazis destruyeron la economía alemana e hicieron inevitable el caos y el sufrimiento". y que no pueden sustraerse a la responsabilidad por lo que se han provocado... (Directiva del Estado Mayor Conjunto del 26.4.1945/XNUMX/XNUMX, que considera Henry Morgenthaus, etc. reproducidos).

Por otro lado, la visión de George C. Marshall, el Secretario de Estado estadounidense: "La solución es romper el círculo vicioso y fortalecer la confianza de los europeos en el futuro económico de sus países y de todo el continente".Europa y especialmente Alemania Occidental tuvieron suerte de que las ideas de Marshall finalmente prevalecieran.

Celebrada el 19.9.1946 de septiembre de XNUMX Winston Churchill en Zúrich su "Discurso a la juventud académica del mundo". Contenía la frase que luego fue citada una y otra vez: "Tenemos que construir una especie de Estados Unidos de Europa".

En septiembre de 1946, en un momento francamente dramático para Europa y la idea de Europa, el Conferencia de Hertenstein tuvo lugar, que Kümmerle describe como el logro personal esencial de los federalistas europeos. Las doce tesis de la "programa Hertenstein“ se puede encontrar en el sitio web de EUROPA-UNION Heilbronn. La EUROPA-UNION de Heilbronn organiza las Conversaciones de Hertenstein todos los años. Es mérito del libro de Kümmerle que, además de nombrar las fechas, los lugares de la conferencia y los resultados, también describe las ramificaciones y las diferencias de opinión más amplias, pero a veces mínimas, dentro del movimiento europeo. Existe un amplio acuerdo sobre el objetivo de unos Estados Unidos de Europa con una constitución federal; Hubo y hay diferencias de opinión sobre cómo lograr este objetivo. 

De la Montanunion al Tratado de Lisboa: Europa está adquiriendo estructuras

Organizaciones y movimientos privados elaboran documentos de posición, los discuten y deciden sobre ellos en congresos y conferencias. Las instituciones estatales, incluida la Europa supranacional, necesitan sobre todo estructuras sólidas para poder funcionar. La primera estructura europea fue la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (Montanunion), fundada con el Tratado de París el 18.4.1951 de abril de 23.7.1952. El Tratado CECA entró en vigor el 31.7.1961 de julio de XNUMX. Kümmerle describe a la CECA como la primera organización supranacional en la historia de la humanidad. Bajo el título "Unificación de los estados nacionales", su libro es ahora una crónica concienzuda de los grandes y también de los pequeños tratados y acuerdos en el curso del proceso de unificación europea. Si buscas las fechas y lugares de los eventos, los encontrarás en esta sección del libro; Por ejemplo, que el Reino Unido solicitó ser miembro de la CEE el XNUMX de julio de XNUMX, pero que las negociaciones de adhesión terminaron tras el veto de Charles de Gaulle cancelado el 14.1.1963 de enero de 27.11.1967. El entusiasmo británico por Europa sufrió un nuevo freno, sin importar cuán grande o menos grande haya sido en ese momento, cuando el 22.11.1972 de noviembre de 11, De Gaulle nuevamente se pronunció en contra de la adhesión del Reino Unido. La adhesión británica solo se selló el 23.6.2016 de noviembre de 1.1.2021, es decir, XNUMX años después de la solicitud de membresía. Con un poco de sarcasmo, se podría decir que la salida británica de la UE fue más rápida: el XNUMX de junio de XNUMX los británicos votaron por el Brexit, el XNUMX de enero de XNUMX abandonarán la Unión Europea.

Líneas de conexión a Heilbronn

En el capítulo ya citado sobre la "unificación de los estados nacionales", Kümmele informa sobre muchos otros tratados, cuándo y dónde se decidieron, cuáles eran sus objetivos y quiénes fueron los principales actores. En relación con el Tratado de Roma del 25.3.1957 de marzo de 1.1.1958, que entró en vigor el XNUMX de enero de XNUMX y se considera el nacimiento de la Unión Europea, Kümmerle menciona que Jean Monnet políticos activos de todos los campos democráticos, como los socialdemócratas alemanes eric ollenhauer y Herbert Wehner, ganar. "Por primera vez en Alemania, la socialdemocracia también accede a la ratificación de un tratado de integración europea". 

Este “giro” del SPD hacia la integración de la República Federal en Occidente estuvo precedido por muchos debates dramáticos y de primera clase en el Bundestag sobre la dirección básica de la política federal alemana. ¿A qué objetivo se debe dar prioridad: la integración occidental o la reunificación del país?

A finales de la década de 1950 se produjeron los primeros intentos entre las partes de lograr una política exterior y de seguridad común. Después de que Jruschov permitió que fracasara la conferencia cumbre de los "Cuatro Grandes" en París el 16/17.5.1960 de mayo de 30.6.1960, el Bundestag debatió la situación resultante el XNUMX de junio de XNUMX. Herbert Wehner, el entonces diputado El líder del grupo parlamentario del SPD, anunció en un extenso tour d'horizon -su discurso comprende casi 10 minutos de actas- las nuevas bases de la política alemana y europea del SPD. Dos pasajes del discurso de Wehner fueron particularmente significativos para el tema de Europa:

  • Después de que Europa ya haya sido dividida por los comunistas, no debemos contribuir a dividir Europa nuevamente. Más bien, en la medida en que podamos hacer algo al respecto, todo debe ponerse en marcha para que pueda funcionar en conjunto en una comunidad amplia.
  • El Partido Socialdemócrata de Alemania asume que los sistemas de tratados europeos y atlánticos a los que pertenece la República Federal forman la base y el marco para todos los esfuerzos de política exterior y de reunificación de Alemania.

Hay una conexión con Heilbronn a partir del discurso de Wehner en el Bundestag alemán. El 25.6.1960 de junio de XNUMX, la conferencia estatal del SPD tuvo lugar en el salón de festivales Harmonie en Heilbronn. Herbert Wehner pronunció el discurso principal. Presentó puntos esenciales del discurso que pronunció cinco días después en el Bundestag. Wehner se calentó hasta cierto punto en Heilbronn. 

Muchas citas notables

Al comienzo de cada capítulo y sección de su libro Heinrich Kümmerle una cita de un político, escritor u otra personalidad que encaje con el contenido. Logró así una notable colección de pensamientos y declaraciones que muestran cuánto ha ocupado y ocupa el proyecto europeo a muchas personas. Kümmerle escribe que la razón para escribir este libro es, por un lado, una declaración de Jean-Claude Juncker, Por otro lado, estaba la convicción de que una Europa unida era exactamente la solución a la amenaza que el egoísmo, la intolerancia, el chovinismo, el nacionalismo y el totalitarismo plantean a todas las sociedades, que ahora es más grave que nunca.

La cita de Juncker dice:

“Cualquiera que piense que la eterna cuestión de la guerra y la paz en Europa nunca más se planteará podría estar muy equivocado. Los demonios no se han ido, solo están durmiendo".

La declaración de suena igualmente ambigua. walter hallstein, predecesor de Juncker, quien fue presidente de la Comisión de la CEE de 1958 a 1968:

"Cualquiera que no crea en los milagros en los asuntos europeos no es realista".

Breve y clara es una declaración de Hans Dietrich Genscher:

"Nuestro futuro es Europa, no tenemos otro".

O los de Willy Brandt:

“Llegará el día en que se supere el odio que parece inevitable en la guerra. Un día, Europa debe convertirse en una realidad en la que los europeos puedan vivir”.

Excursión: Andalucía y las raíces de Europa en el mundo islámico  

Las citas anteriores tratan de la situación actual y las esperanzas europeas para el futuro. La declaración del ex Papa citada en el libro de Kümmerle tiene un objetivo diferente Benedicto XVI con motivo de su discurso en el Bundestag el 22.9.2011 de septiembre de XNUMX:

“La cultura de Europa surgió del encuentro entre Jerusalén, Atenas y Roma, del encuentro entre la creencia en Dios de Israel, la razón filosófica de los griegos y el pensamiento jurídico de Roma. Este triple encuentro forma la identidad de Europa”.

No se trata de la Europa de hoy o de la Europa del futuro, se trata de las raíces, los cimientos y los valores y de dónde vienen. en pocas palabras: que es la Unión Europea y qué es ¿no? Lo importante en la cita del Papa es lo que se menciona, pero también lo que no se menciona. 

Inmediatamente después de esta cita, el Papa dijo en su discurso de Berlín:

“Este triple encuentro forma la identidad interior de Europa. Consciente de la responsabilidad del hombre ante Dios y reconociendo la inviolable dignidad del hombre, ha fijado normas de derecho que nos corresponde defender en nuestra hora histórica”.

Los componentes esenciales de la cultura europea provienen del Cercano y Medio Oriente, de la Grecia helenística y de la antigua Roma. El historiador británico Pedro Frankopan En su libro "Light from the East - A New History of the World" trata, más allá del área geográfica, el contenido cultural que fluyó desde el Cercano y Medio Oriente hacia Europa durante siglos y fue reelaborado y procesado aquí. En la contraportada del libro se explica que Frankopan no hace de Europa sino del Cercano y Medio Oriente -como el Papa Benedicto- el punto de partida de la historia: "Él (Frankopan) habla de las primeras civilizaciones avanzadas y de los tres mundos monoteístas religiones, que desde esta región comenzaron su procesión triunfal.”… “El verdadero crisol, el “área mediterránea” en el sentido más verdadero – el centro de la tierra – no era un mar que separaba Europa y el norte de África, sino estaba en medio del continente asiático”, escribe Frankopan y en el capítulo del libro “De La Meca a Córdoba - el triunfo del Islam” habla de la transferencia de cultura y conocimiento del mundo árabe-islámico a la Europa medieval.

Las razones y antecedentes del rápido triunfo militar, religioso y cultural de la nueva religión presentada por Frankopan no se presentarán aquí. Los acontecimientos en la gran metrópolis de Bagdad, donde innumerables textos del griego, persa y siríaco fueron traducidos al árabe en el siglo IX dC, son importantes para el desarrollo intelectual posterior en Europa; incluyendo las obras de los antiguos filósofos griegos. “Estos textos sirvieron luego como punto de partida para estudios posteriores. La educación y el aprendizaje se convirtieron en un ideal cultural”. El historiador británico nombra la medicina islámica, la farmacología, la óptica, la astronomía y la astrología, la lógica, la teología, las matemáticas y la filosofía, y finalmente el sistema numérico árabe que introdujo el cero. Aunque los comentaristas musulmanes tienen un gran respeto por Ptolomeo y Euclidespara Homer y Aristoteles criado, escribió el Padre de la Iglesia AgustínLa "inquisitividad" es simplemente enfermiza. "La ciencia fue conquistada por la fe", escribe Frankopan. "Es casi exactamente lo contrario del mundo que vemos hoy: los fundamentalistas no eran los musulmanes, eran los cristianos...".

Andalucía, la región del sur de España, el al-Andalaus árabe-islámico, que fue gobernado en partes por los musulmanes moros durante 700 años, se convirtió en un puente para la transferencia de cultura y conocimiento entre el próspero mundo árabe y la Europa medieval. Córdoba ha sido en ocasiones un punto de acceso para la erudición y el intercambio islámico-judeocristiano. Aquí los textos antiguos previamente traducidos al árabe se traducen al latín y, por lo tanto, son accesibles a los europeos. La herencia morisca todavía es claramente visible en Andalucía: la Mezquita, la actual catedral y antigua mezquita de la ciudad, y la Alhambra, el castillo de la ciudad morisca de Granada, han sido incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.  

En el intercambio de conocimientos y cultura entre Oriente y Occidente, el emperador Staufer también debe Federico II, el constructor del enigmático Castel del Monte en Apulia. Él también reunió a eruditos cristianos, musulmanes y judíos en su corte.

Y este intercambio cultural entre Europa y el mundo musulmán sigue teniendo lugar hoy en día, casi desapercibido y oculto por los informes de actos de violencia, odio e intolerancia islamistas. Los impulsos van ahora en la otra dirección; la Europa cosmopolita de hoy está devolviendo lo que recibió hace siglos. Discutido, escrito y argumentado sobre, por ejemplo, una Islam europeo. ¿Cómo se pueden combinar la religión y la cultura de los musulmanes con los valores básicos y las normas sociales que se han desarrollado en Europa a lo largo de los siglos, también con esa "luz del Este"? El 16.9.2016 de septiembre de XNUMX, los musulmanes reformistas de Alemania, Austria y Suiza publicaron una declaración conjunta en Zúrich. Declaración de Friburgo, en el que llamaron, entre otras cosas, al desarrollo de lecturas modernas del Corán, basadas en un análisis histórico-crítico del texto. La declaración comienza con la oración: “Soñamos con la reforma del Islam.” En otra parte dice: “Defendemos una comprensión humanista, moderna e ilustrada del Islam en un contexto contemporáneo y nos vemos a nosotros mismos como musulmanes seculares. Según nuestra comprensión del Corán, la fe se basa en la relación muy personal e individual del individuo con Dios. La fe representa una fuente de espiritualidad, resiliencia y fuerza interior”. 

Hacia el final de la declaración dice: “Rechazamos firmemente el extremismo, la discriminación, la glorificación de la violencia y la segregación. Para nosotros, la democracia y los derechos humanos son la base para la coexistencia pacífica de todas las personas en nuestra sociedad”. En pocas palabras: los extremistas de todas las tendencias no deberían poder invocar la religión.

Esta discusión entre musulmanes sobre una lectura moderna de su religión -sobre un islam europeo en la sociedad europea- no es posible en Arabia Saudí de orientación wahabí, ni en el Irán de los ayatolás, ni en la Turquía de Erdogan, donde las religiones están controladas por el Estado. Este debate sólo puede llevarse a cabo en una Europa tolerante. La tolerancia no siempre fue, pero sí a menudo, un factor importante en la convivencia de personas de diferentes religiones en al-Andalus. Pero también en Europa, la convivencia tolerante es un desafío constantemente nuevo. 

Una visión ambivalente del futuro de Europa

Bajo el título "Principio o fin - Intento de resumen". Heinrich Kümmerle el futuro del proyecto europeo. El optimismo resuena cuando escribe: "Toda nuestra Europa, por mucho que se quiera o se pueda extender en última instancia, debe verse definitivamente como algo nuevo que surgió a mediados del siglo pasado como resultado de diversas experiencias y esto a veces con efectos catastróficos y, por lo tanto, en el mejor de los casos al comienzo de su propio desarrollo”.

Kümmerle nombra los diversos problemas a los que se enfrenta esta nueva Europa: escasez de recursos y enfermedades y sus efectos, como la migración o las guerras. El historiador británico Ian Kershaw En su libro Roller Coaster – Europe 1950 to Today, enumera toda una gama de otros desafíos para Europa y el resto del mundo: el cambio climático, la demografía, el suministro de energía, la migración masiva, las tensiones multiculturales, la automatización, la creciente brecha de ingresos, la seguridad. Kershaw escribe que es difícil decir qué tan bien está preparada Europa para hacer frente a estos problemas. “La forma en que reaccionará a los desafíos y dará forma al futuro del continente no está solo, sino en gran medida, en manos de los propios europeos”. Luego hace una declaración importante: “En aguas peligrosas, el convoy es mejor juntos y evita alejarse.” Un recordatorio para todos los que quieren soñar con un gran futuro de independencia.

Creo que la Unión Europea tiene el conocimiento y la experiencia para ayudar a resolver todos estos problemas. Esto requiere la voluntad común de los estados miembros. Los peligros para la Unión se encuentran en otro nivel. Kümmerle se dirige a ellos y lamenta el nacionalismo tradicional. El primer ministro húngaro Viktor Orban describe a su país como una "democracia iliberal", una contradicción con lo que está escrito en los tratados europeos. La complacencia y el exceso de confianza de algunos estados miembros también es peligroso para el futuro de Europa. Han llegado a un acuerdo con la UE actual, que aún está incompleta, y han llegado a un acuerdo con el statu quo, sobre todo porque creen que pueden vivir bien con el dinero de Bruselas. Pero una organización inacabada, un proyecto que se detiene a mitad de camino, fracasará al final. También para el proyecto europeo, el estancamiento significa, en última instancia, retroceder. Por eso, el objetivo del tratado de una "unión cada vez más estrecha de los pueblos de Europa" -por encima y más allá de la necesidad de resolver todos los demás problemas- debe volver a cobrar mayor protagonismo en la Unión Europea. 

No hay remedios patentes para esto. Como siempre, los europeos convencidos necesitan perseverancia y un sentido pragmático de lo que es posible en una determinada situación, incluso en una crisis. En una entrevista sobre la pandemia de corona, el político experimentado dijo wolfgang thierse: “Como siempre, el futuro está abierto en este caso… Debemos esperar que la humanidad aprenda, pero sin hacernos la ilusión de que el mundo cambiará por completo.” Esta intuición también se puede trasladar al proyecto europeo.


Hans Müller, el autor de este artículo invitado, es miembro desde hace mucho tiempo de EUROPA-UNION Heilbronn; se ha ganado sus méritos como jefe del grupo de trabajo "historia del club", entre otras cosas.

Muchas personas en Heilbronn lo conocen no solo como el exjefe de la Oficina para la Familia, la Juventud y la Tercera Edad en la ciudad de Heilbronn, sino también como un socialdemócrata experimentado.

Su interés especial como historiador local es la historia de Heilbronn, por lo que no sorprende que a menudo se le pueda encontrar en los archivos de la ciudad de Heilbronn, donde investiga sus artículos y contribuciones científicas.

Publicar un comentario

Tu E-Mail-Adresse wird nicht Veröffentlicht. Los campos necesarios están marcados con * markiert