Ciclista

Publicar foto: ciclista | © Pixabay

Con eso no me refiero a "esforzarse y renunciar", pero en este artículo me refiero a los conciudadanos que han decidido andar en bicicleta por Heilbronn y sus alrededores.

En primer lugar, andar en bicicleta siempre ha sido un desafío en Heilbronn, al menos desde que tengo memoria.

En mi tiempo, era común que nosotros, los habitantes de Heilbronner, empezáramos con un triciclo, cambiáramos a un scooter y luego obtuviéramos nuestra primera bicicleta con ruedas de entrenamiento. Y tan pronto como pudo andar en bicicleta de manera adecuada e independiente, llegó el momento de obtener su licencia de bicicleta mientras aún estaba en la escuela primaria. Equilibrar y conducir despacio fueron los mayores desafíos, porque todos éramos muy buenos para dar vueltas en las esquinas.

Al principio, para nosotros los niños de la ciudad, la bicicleta era un juguete nuevo con el que se podían hacer muchas travesuras en la calle; Por supuesto, empujábamos las bicicletas por las aceras, porque en ese momento era una cuestión de honor. Más tarde, la bicicleta fue más un medio para llegar a los pueblos de los alrededores, porque siempre era mejor y más cómodo caminar dentro de Heilbronn.

Mi entusiasmo original por el ciclismo se detuvo muy temprano por un árbol, que no solo destruyó mi primera bicicleta, sino que me dejó recuerdos duraderos hasta el día de hoy y también me convirtió en un peatón entusiasta.

Dos de mis compañeros de escuela que andaban en bicicleta tuvieron menos suerte, el primero fue atropellado por un camión con su certificado de estudios en la mano y el segundo fue pasado por alto por una abuela en el automóvil durante su entrenamiento diario en bicicleta, que lo llevaba regularmente desde Heilbronn. a Waldenburg y de regreso, afortunadamente sobrevivió, pero terminó su carrera deportiva abruptamente.

Hoy, Heilbronn sigue siendo la misma ciudad, pero la cantidad de bicicletas y sus usos claramente han aumentado o cambiado significativamente. Ya no estás a salvo de los ciclistas en las aceras o incluso en los caminos forestales; Las personas, los perros y los ciervos se asustan con las bicicletas todoterreno con motores auxiliares que emergen de los arbustos y los setos, en las que los jóvenes y jubilados vivaces corren a toda velocidad por los bosques y los campos. Incluso la zona peatonal se ha convertido en una meca para los entusiastas de las bicicletas ruidosas que ciertamente nunca han oído hablar de la consideración mutua.

Por otro lado, conocidos ciclistas, amigos y también mi media naranja informan situaciones espeluznantes cuando intentan seguir los carriles bici designados a través de Heilbronn.

Por lo tanto, me gustaría recordar a todos lo siguiente: La base de toda convivencia es la consideración mutua y, en el caso mencionado, el deber del más fuerte o más rápido de prestar especial atención a los demás usuarios de la vía. Primero vienen los niños, los ancianos, las personas con discapacidad visible y luego el resto de los peatones. Luego los ciclistas y los vehículos ferroviarios. Por último las motos, los coches y por último los autobuses y camiones.

¡Con eso y un poco más de amabilidad, la vida cotidiana en Heilbronn también debería ser más fácil de dominar!

Pero eso no anula el hecho de que el diseño actual de carriles bici en Heilbronn y sus alrededores no es óptimo y claramente necesita mejoras.

Creo que la idea de crear vías rápidas para bicicletas fuera del área de la ciudad es buena. Pero también debe asegurarse de que estos sean aptos para bicicletas y no estén conectados a caminos agrícolas, porque eso crea situaciones peligrosas innecesarias.

Cuando terminan en la ciudad de Heilbronn, estos carriles bici rápidos, como las autopistas, no deben terminar en una pared, sino que deben desviar el tráfico entrante sin problemas hacia la ciudad, incluso si son "solo" ciclistas. Además, debe haber suficiente espacio de estacionamiento para bicicletas, como para automóviles, desde el cual los ciclistas puedan continuar a pie.

El hecho de que la red de ciclovías en Heilbronn se parece más a una colcha de retazos, que también consiste más en agujeros que en alfombras y cuyos respectivos comienzos y finales a veces son peligrosos para el público, no tiene que ser dicho a los ciclistas.

Sin embargo, dado que la infraestructura de transporte existente de Heilbronn apenas aumentará en términos de área en las próximas décadas, no creo que sea una solución dividir aún más el espacio disponible entre los distintos usuarios de la carretera. Por lo que propongo lo siguiente:

Los carriles para bicicletas existentes en el centro de la ciudad, además de los carriles expresos para bicicletas existentes y en funcionamiento, se volverán a agregar a la carretera o a la acera. Pero estos están preparados de tal manera que todos los usuarios de la carretera pueden usarlos de manera segura y fácil.

El tráfico fluido y especialmente parado (¡aparcamiento en las aceras!) siempre debe dar prioridad al vehículo “más débil”, que difícilmente causará problemas en momentos en los que se privilegian los 30 km/h en el centro de la ciudad.

Las bicicletas se adelantan incluso en la avenida con suficiente distancia, si ellas mismas no serpentean a través del atasco de tráfico. Pero también los ciclistas empiezan a volver a tener consideración y, si prefieren la zona peatonal a la avenida, acaban empujando su bici unos metros o cediendo el paso a los peatones en la acera.

Si ahora objeta que esto no sería posible en Heilbronn, entonces puedo asegurarle que ya existen modelos en funcionamiento en el distrito de Heilbronn, donde incluso todos los usuarios de la vía comparten el mismo espacio de tráfico.

Finalmente, para volver al punto: primero, necesitamos un espacio de calle sin baches ni obstáculos que pueda ser reconocido y utilizado como tal por todos los usuarios de la vía. En segundo lugar, las aceras, que con suerte estarán bien desarrolladas, también estarán abiertas para los ciclistas, pero allí estarán alineadas con los peatones. Y en tercer lugar, debe haber suficiente espacio de estacionamiento tanto para bicicletas como para automóviles.

Y queridos ciclistas, si no os animáis a andar en bicicleta por la avenida, entonces no tenéis por qué descargar vuestra frustración con los jubilados o incluso con los niños de la zona peatonal. Porque, como ya se ha comentado al principio, andar en bicicleta no es en modo alguno "acelerar y pedalear".


Auch Detlef popa ya ha ganado experiencia con la bicicleta en Heilbronn y esto en la entrada del blog "De peatón cotidiano a ciclista cotidiano' (octubre de 2019).

La canción "Bicycle Race" es del grupo Queen de la 1978 años.

"La vida es como andar en bicicleta. Para mantener tu balance debes seguír moviéndote."

Albert Einstein Einstein: su vida y universo (2007: 367)

Publicar un comentario

Tu E-Mail-Adresse wird nicht Veröffentlicht. Los campos necesarios están marcados con * markiert